cab

HISTORIA

 

Desde que el rey Alfonso X fundara nuestra ciudad, ésta fue experimentando un paulatino crecimiento demográfico que hizo necesaria la creación de diversos centros religiosos donde los vecinos de esta Villa encontraran el consuelo espiritual necesario, así surgió el templo San Pedro.

La iglesia de San Pedro no quedó configurada tal y como se había pensado en un principio, pues las obras duraron varios siglos y a lo largo de éstos, la estructura original fue sufriendo cambios y añadidos hasta quedar en la forma en que la podemos contemplar en la actualidad.


Su verdadera advocación de la parroquia fue “la Iglesia de San Pedro y San Pablo”.
Es un templo Gótico que se levanto en la villa entre el siglo XIV y XV.  La parroquia fue mandada construir por  Caballeros de la Flor y Nata de Ciudad Real, los Caballeros Velarde, Céspedes y Treviño.
El templo fue levantado junto a otros edificios del patrimonio medieval de nuestra ciudad, como la parte de la Catedral o la Iglesia de Santiago.
La iglesia de San Pedro no quedó configurada tal y como se había pensado en un principio, pues las obras duraron varios siglos y a lo largo de éstos, la estructura original fue sufriendo cambios y añadidos hasta quedar en la forma en que la podemos contemplar en la actualidad.
Está ubicada en el centro de nuestra ciudad, abriendo sus fachadas a las calles: Lanza, Ruiz Morote y General Rey.

La Iglesia de San Pedro tiene tres puertas de acceso. Estas reciben los nombres de Puerta del Poniente, Puerta de la Umbría y Puerta del Sol que aluden a su propia situación geográfica.

  • Puerta del sol 

Está formada por arcos abocinados con los que forma eje una ventana geminada. A finales del siglo XVIII se levantó delante un porche que en la actualidad ha desparecido como consecuencia de las sucesivas restauraciones que ha sufrido la iglesia.
La fachada fue modificada a finales del siglo XV cuando se construyó la capilla de Don Fernando de Coca. Así, en la mitad oriental de la fachada sobresale la capilla de planta cuadrada, flanqueada por cuatro torres en las esquinas. En los muros de la capilla, que terminan en un alero sobre ménsulas, se abren ventanas góticas adornadas con arabesco

 

 

  • Puerta del Perdón

Recibe este nombre porque en el año 1302 “Villa Real” se une a la Santa Hermandad de Talavera de la Reina y Toledo, esta construyo  su cárcel en los terrenos de enfrente de la iglesia de San Pedro hasta el año 1934 y que encabezará la lucha contra los salteadores de caminos que asaltaban a los comerciantes camino de Andalucía hasta su disolución en 1835.

 

 

  •   Puerta Umbría.

La portada del lado norte o de la Umbría está formada por un arco angrelado, rodeado por tres arcos apuntados y decorados con florones que se van abocinando, y se encuentra coronada por una crestería semejante a la de la puerta del Perdón. Los arcos descansan en capiteles que presentan decoración de racimos y hojas. Sobre la portada se abre un rosetón que se encuentra descentrado con respecto al ángulo de los arcos.

 

 

En los pies de la iglesia se construyó el coro. Según Ramírez de Arellano, la parroquia contrató la construcción del coro en 1615 con Antonio Fernández, arquitecto de Ciudad Real. También a los pies de la Iglesia, en la nave central, se encontraba el altar de Nuestra Señora de la Guía, de estilo churrigueresco, dorado en 1765. En él se encontrabas la Virgen de la Guía, sobre una silla de plata de espaldas al altar mayor.

En 1755 se produce un terremoto en Lisboa y que repercute en toda la península. Este

terremoto derruirá gran parte de los edificios de nuestra ciudad entre ellos, el techo de la iglesia de San Pedro y producirá un ligero incitamiento de una de sus columnas interiores, que en la actualidad se puede observar.
La fachada del lado norte se encuentra reforzada por gruesos contrafuertes que fueron revestidos, probablemente tras el terremoto para evitar su ruina.
La iglesia de San Pedro contaba con un órgano construido en 1762 por Lorenzo Fernández Dávila, organista mayor del rey.

Durante la guerra civil la milicia Anarquista del batallón Torres de Valdepeñas hizo grandes destrozos artísticos, como la destrucción de varias tallas de semana santa, destrozo del coro, la  sillería, el altar y el retablo de alabastro de la Virgen de Loreto de la Capilla de Alonso de Coca.
Fueron robados y parcialmente aparecidos muchos años después los libros registro del archivo de la parroquia de Santiago.
La iglesia llego a ser utilizada como garaje de los tanques  de la milicia. La  torre del campanario fue armada con metralletas ya que junto a la torre de la catedral era uno de los puntos más altos de la ciudad.
Desde el año 1948 hasta el año 1989 regentaron la Parroquia de San Pedro los Padres Claretianos.
Durante muchos años en la festividad de San Pedro y San Pablo (29 de junio) se celebraba una verbena y diferentes oficios. La iglesia quedaba abierta para que todos los ciudadanos pudieran  visitar al santo.
La parroquia fue nombrada Monumento Nacional desde 1974.
En el interior encontramos una iglesia de planta basilical de tres naves, la central es más alta que las laterales. Las naves se encuentran separadas por arcos apuntados que descansan sobre seis pilares rodeados de ocho medias columnas con capiteles decorados con hojas. Sobre cada uno de los arcos hay rosetones ojivales que permiten que entre la luz a la nave central.
Podemos encontrar tres capillas las cuales son:

  • Capilla de San Juan Bautista 

Doña Juana Monzolo Treviño de Loaisa, en opinión de Gómez-Moreno, mandó construir la capilla de la nave del Evangelio en tiempos de los Reyes Católicos, según consta en el escudo que corona su portada. Fue dedicada esta capilla a San Juan Bautista y su imagen se ve en la jamba derecha del arco de entrada a la capilla. Desde principios del siglo XIX se venera en esta capilla la imagen de Jesús Nazareno que perteneció al antiguo convento de Santo Domingo.

 

 

 

  •  Capilla de los Veras.

Fue construida a principios del siglo XVI por el linaje de los Veras. Se dedicó en un principio al Santísimo Cristo de la Oración y a Nuestra Señora de Guadalupe. Desde 1827 hasta la última restauración del presbiterio recibía culto en esta capilla el Santísimo Cristo del Perdón y de las Aguas, que hoy se encuentra en el altar mayor. En la actualidad se veneran en ella las imágenes del Sagrado Corazón de María y de San Antonio María Claret.

 

 

 

  •  Capilla de los Cocas

A finales del siglo XV, don Fernando de Coca, capellán de los Reyes Católicos, canónigo de Sigüenza y chantre de Coria, ordenó la construcción de una capilla que sirviese para enterramiento de su familia. En el interior de la capilla se hallan las lápidas de los padres del chantre, realizadas en mármol y grabadas con los escudos de los Coca. También encontramos el sepulcro del chantre, esculpido en alabastro. La urna descansa en dos leones y sobre ella se halla la estatua yacente del chantre con un paje reclinado a sus pies. Los historiadores del arte, han vinculado este sepulcro con el del Doncel de Sigüenza, de la misma época, obra de Sebastián de Toledo.