SILENCIO

CULTOS

El Lunes Santo se realiza un Vía Crucis por las calles de la ciudad, con la imagen del Cristo de la Buena Muerte que es portada a hombros por los hermanos de la hermandad y también por devotos que se van relevando en las estaciones. La imagen es trasladada desde la parroquia a la Catedral, para que desde allí los fieles en distintos grupos parroquiales de toda la ciudad, acompañen y recen por las calles las estaciones del Vía Crucis. Al terminar la última estación en el interior de la Catedral, el Cristo de la Buena Muerte es llevado a la parroquia por sus hermanos.

El Miércoles Santo a las 0:00 horas, tiene lugar la procesión, en la que la sección de mujeres en riguroso silencio rezan y llevan por el recorrido establecido la imagen de la Virgen del Mayor Dolor. Las hermanas y los devotos rezan los siete dolores de la Virgen haciendo el sacerdote una meditación.

En la madrugada del Jueves Santo a las 3:00 horas, desde la parroquia tiene lugar la procesión del Silencio en la que los hermanos acompañan a las imágenes del Cristo de la Buena Muerte y de la Virgen del Mayor Dolor. Durante el recorrido el sacerdote que preside hace una meditación de las estaciones del Vía Crucis.

ICONOGRAFÍA

José María Rausell Montañana y Francisco Lloréns Ferrer son los autores del Santísimo Cristo de la Buena Muerte (1947) y de la Virgen del Mayor Dolor (1944).

Tanto el Cristo como la Virgen procesionan sobre tronos de estilo barroco dorados en pan de oro, de la carpintería de Francisco Hurtado y con faldones negros. El trono del Cristo de la Buena Muerte lleva cuatro hachones colocados en las esquinas y el de la Virgen del Mayor Dolor candelabros de guardabrisas.

El momento representado en el Cristo de la Buena Muerte es el instante exacto de la defunción. El cuerpo sin vida del Señor pende de los clavos que horadan sus manos.

La Virgen porta una concha de plata que fue encontrada en el tejado de la Parroquia de San Pedro en los años cuarenta que junto a una nota explicaba que era de una Virgen que con la advocación de la Virgen del Mayor Dolor que había existido en dicha parroquia. Por ello fue regalada a la hermandad por el párroco Eimiliano Morales. En el corazón lleva un puñal de plata de ley.

HISTORIA

El 7 de marzo de 1943 queda constituida la hermandad realizando ese mismo año su primera salida penitencial el Jueves Santo a las 5 de la mañana con la imagen del Cristo de la Misericordia que actualmente se encuentra en el templo de San José Obrero.

Esta hermandad nace con el objetivo de ser una de la denominadas hermandades “serias”, “de silencio” o “penitenciales” y así lo es actualmente. Durante su recorrido no solo los nazarenos guardan silencio y respeto ante el via crucis y las imágenes de sus titulares sino también el público que se acerca a ver la procesión permanece en rotundo silencio.

Tras la primera salida procesional, se crea en la hermandad una seccion femenina que tuvo vida y junta propia hasta 1974, año en el que las dos secciones se fusionan teniendo desde entonces un mismo hermano mayor, cayendo de este modo el título de hermana mayor sobre la Virgen del Mayor Dolor.   En más de 50 años que hace de su fundación, la procesión del Jueves Santo o la del “Silencio” solo se ha suspendido en los años 2006 y 2007, siendo este último el año que más hermandades tuvieron que suspender su estación de penitencia. La procesión del Martes Santo con al imagen del Mayor Dolor solo se ha suspendido en los años 1963 y 1974. Con el motivo de su 50 aniversario en 1992 la hermandad invitó a varias hermandades a participar en su procesión de fuera de la capital. También invitó a las hermandades de la Semana Santa de Ciudad Real acudiendo a la cita todas menos dos.

TÚNICA

Túnica del Cristo de la Buena Muerte: De estameña o paño negro, con capucha baja en donde va el emblema de la Hermandad, la Cruz Central de Jerusalén en blanco, cíngulo de cáñamo, sandalias franciscanas y calcetines y guantes blancos. En el brazo, emblema metálico de la hermandad. Los Cofrades portan hachones.

Túnica del Mayor Dolor: De estameña o paño negro, con capillo blanco y cruz roja en portadores y atributos de la Hermandad, cíngulo de cáñamo, sandalias franciscanas y calcetines y guantes blancos. En el brazo, emblema metálico de la hermandad.